Fuera atascos de tuberías

Una avería bastante común en los hogares es que cualquier tubería no funcione de manera correcta y que no corra el agua por ella como debería. Un desagüe atascado es bastante frecuente y puede darnos más de un dolor de cabeza hasta que se solucione. Por eso vamos a recomendar algunas medidas que se pueden adoptar para hacer desaparecer el atasco sin que sea necesario recurrir a un fontanero ni de tener que comprar costosos productos químicos.

Consejos para el desatasco de las tuberías

Lo primero que puedes probar es a depositar agua hirviendo en la cañería. De esta manera vas a eliminar los restos de grasa que posiblemente se hayan acumulado en ella, aunque hay ocasiones en que esto no es el motivo de que una tubería vaya lenta, ya que puede ser que haya algún objeto o restos de comida que se encuentren obstruyéndola. Con la ayuda de un alambre en forma de V para intentar sacar lo que se encuentre atascando la tubería.

En ocasiones un desastascador puede solucionar también el problema. Si se bombea puede conseguirse que los restos salgan hacia fuera. Cuando hayas resuelto el problema debes intentar mantener las tuberías limpias para evitar males mayores. Para ello echa cuatro cuchara de sales de fruta o de bicarbonato una vez al mes, y a continuación medio vaso de vinagre para que actúe durante aproximadamente cinco minutos. De esta manera siempre vamos a tener las cañerías en condiciones óptimas. También se evita de esta manera los malos olores.

Para que no se produzcan atascos en un futuro no se debe derramar aceite ni grasas por el fregadero ya que además de ser algo muy dañino para el medio ambiente, lo es para las tuberías. Después de las comidas hay que tener cuidado con los restos, tirándolos a la basura y procurando que no acaben en el fregadero, ya que si no lo haces, lo más probable es que a media plazo sufras un atasco por ese motivo.

Precauciones en el cuarto de baño

La bañera y la ducha acumulan también restos de pelos que provocan atascos y hace que las tuberías funcionen de manera correcta. Por eso se recomienda recoger cada día el cabello que se cae en la ducha para que las tuberías funciones bien. Tampoco los tires al inodoro al igual que ni tampones, compresas o cualquier otro residuo que no sea papel higiénico. Coloca una papelera en el baño y úsala para depositar la basura en ella.

Si aún siguiendo estas pautas persiste el problema, lo más seguro es que tu instalación sea deficiente, en cuyo caso tendrás que plantearte cambiar la instalación. En cualquier caso consulta con un experto. Los canalones que se encuentran en el exterior pueden sufrir también atascos por la acumulación de polvo, por tierra u hojas de árboles, por eso límpialos frecuentemente para un mantenimiento correcto.